Jugando a Huckleberry Finn

La primera misión de reconocimiento para la futura Batalla del Ebro fue perpretada hoy por el recluta raposu. Hora H: 0638, estación de Delicias, hora de llegada del recluta a la estación: 0636. Probabilidad de fostiarse con la bici bajando las escaleras con las calas: elevada, nivel de suerte del recluta: no despreciable. Llegada a Tudela: 0736. Temperatura: el recluta no dispone de elementos de medida de temperatura, pero vio volar un grajo bastante bajo. Nivel de oscuridad: oscuro rolando a claro a medida que avanza la jornada. Objetivo de la misión incial: labores de exploración del denominado Canal Imperial que une las localidades Tudela y Fuentes de Ebro. Armas: 38×16, singlespeed, calibre del elemento circular del arma 29 pulgadas. Objetivo alcanzado: en absoluto, después de llevar 8 km, el recluta, aun a riesgo de recibir severos latigazos de sus superiores (especialmente aquel al que llaman FüKherer) y dando muestras de gran imaginación decide cambiar la ruta y realizar la ruta con nombre en clave GR99, que sigue un camino más o menos paralelo al elemento fluvial denominado Ebro. Nivel de atención que prestó el recluta a las noticias de desbordamiento del elemento fluvial denominado Ebro hace unas semanas: escaso. Nivel de elemento tierra ablandado por elemento agua procedente del elemento fluvial Ebro (nombre en clave barro que te cagas) como consecuencia de dichos desbordamientos: elevado. Nivel de idoneidad del elemento goma que rodea el arma de 29 pulgadas para lidiar con el elemento con nombre en clave barro: nulo. Nivel de sonrisa en la faz del recluta a pesar del barro: alto. Obras literarias más recordadas por el recluta al transitar por el recorrido: Las aventuras de Tom Sawyer y Hucleberry Finn. Avistamientos de otros elementos humanoides: casi nulo. Nivel de acojone del recluta al caer en la cuenta que se ha olvidado la llave multiusos y que  su arma circular de 29″ está sujeta al chasis por medio de cierres con llave hexagonal imposibilitando el arreglo de un hipotético pinchazo: tolerable. Nivel de acojone del recluta al caer en la cuenta que el ruidillo procedente del arma de 38 dientes no se debe al barro sino a la perdida de una de las tuercas que sujetan el arma de 38 dientes al elemento biela: tolerable. Satisfacción del recluta después de prepararse su rancho y echarse una siestecita al suave sol de febrero: total. Datos técnicos de la misión: 8 horas, 120 km, metros ascendidos: 300, kilogramos de barro acumulado en las ruedas: 800 por lo menos. Documentos gráficos de la misión en este dossier

Cambio y Corto

is-cold-outside

Anuncios

~ por raposuvagamundos en febrero 21, 2009.

6 comentarios to “Jugando a Huckleberry Finn”

  1. Recluta Raposu! la información que ha obtenido infiltrado en las filas enemigas será de gran utilidad a la causa. El estado mayor dispondrá el desembarco en el dia D a la hora H.

    Mientras tanto, reciba la mayor condecoración de nuestro ejercito: el piñon de acero!

  2. A eso lo llamo yo el entrenamiento, a escondidas, de las 24h…….mmmmmmm…..

    Uf!!!!!!

    Recluta Raposu, tiene su merced licencia para descansar 😉

  3. Buenas Raposu. ¡QUé bien te lo pasas! Muy chula la ruta, y la narración me ha recordado aquello de “las aventuras y desventuras de un recluta…”. Una pregunta sobre material: ¿Qué portabultos/bolsa es el que llevas en la tija del sillín? Estoy pensando en pillar un Topeak para salidas largas de exploración o cicloturismo de fín de semana por el monte, que son las salidas que más me gustan y me ha llamado la atención el que tú llevas. Un abrazo! Pdta: Te apunto a la “secta”

  4. Hola Manu,
    el portabultos-bolsa del sillín me lo hizo Eric, un chico de Alaska que se dedica a la fabricación a medida de bolsas de este tipo. En las fotos lo ves en su versión pequeña, pero se puede desenrollar y caben perfectamente por ejemplo, el hornillo y la cazuela, un saco de dormir pequeño, una esterilla de las inflables pequeña y algo de ropa. Eric es un tio muy majo, lo puedes encontrar aquí:
    http://www.epicdesignsalaska.com/
    Si le escribes le das recuerdos de Rubén de España. Habla un poquito de español.

  5. Hola de nuevo Huckleberry, digo Rubén… He estado echando un vistazo al link que me has puesto y tiene buena pinta. ¿La grande es la que tú llevas, no? ¿Tiene armazón interno o algo? Porque a diferencia de la Topeak, no se observa portabultos. ¿Qué tal va por el monte con senderos abruptos, saltos, piedra…?¿Se mueve mucho? Gracias tío.

  6. Manu, no yo llevo la pequeña, la grande está más pensada por aventuras articas tipo Iditarod. No lleva armazon, lleva un sistema de correas realmente ingenioso para ponerlo en el sillin. Dependiendo de lo cargado que lo lleves puedes meterte por zonas más tecnicas pero en principio no está pensado para eso… se va a bambolear mucho mas que una bolsa de herramientas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: